Mostrando entradas con la etiqueta cuidado corporal. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cuidado corporal. Mostrar todas las entradas

09 agosto 2011

Pelos fuera!

Best Blogger Tips

¡Hola chicas!

Voy a dedicar mi primer post oficial del verano a un tema muy peliagudo: la depilación láser.
Os podrá parecer extraño que haya elegido este tema precisamente en la época del año en la que no es apropiado realizar este tratamiento, pero es en este mes de agosto cuando encontraréis promociones muy interesantes para vuestro budget, así que os explico mi propia experiencia para que os lo vayáis pensando jejeje

En mi caso, la depilación a la cera o con maquinitas depilatorias tipo Silk Epil nunca ha sido dolorosa, pero (siempre hay algún pero) sufría foliculitis en la zona de las ingles, esos anti-estéticos granitos causados por el enquistamiento del vello. Lo había probado todo para evitarlo, pero no había manera de deshacerme del problema y como no podía dejarme los deditos quietos, me hacía auténticas carnicerías y me quedaban marcas durante más de 3 semanas! Así que llegó el día en que me harté y decidí investigar online sobre la depilación láser.

Buscaba un centro serio y fiable y por casualidad di con el Instituo Clínico Capilar (Barcelona). Tuve mucha suerte porque justo ofrecían una promoción en agosto: sesiones ilimitadas durante 2 años en ingles, axilas, labio superior y piernas completas por 2000€.


Lo sé…2000 son muuuchos eurillos, pero me lié la manta a la cabeza y me lo tomé como una inversión. Os aseguro que ahora si me arrepiento de algo es de no haberlo hecho antes!

La verdad, es que después de 2 años de tratamiento en el Instituo Clínico Capilar he quedado encantada por el trato tan cordial y humano. Además, en mi caso, tuve que interrumpir el tratamiento durante un año porque me fui a vivir a Taiwán y no me pusieron ninguna pega. Me interrumpieron el tratamiento y cuando regresé lo reinicié sin problemas.


En el Instituo Clínico Capilar disponen de 3 tipos de lásers: alejandrita, diodo y neodimio adecuados según el tipo de vello y piel de cada persona.
Yo comencé las sesiones con el láser Alejandrita, mi piel es muy clarita (MAC NW 15-20). Dos días antes de mi sesión, me rasuraba con gillete Venus en casa y luego, entre sesión y sesión de depilación láser dejaba pasar unos 3 o 4 meses, el tiempo que tardaba el vello en nacer de nuevo.


En la sesión, te marcan con un lápiz o rotulador no permanente (of course!) las zonas de la pierna que te van tratando para tener una guía. La duración de una sesión de depilación de piernas completas, axilas, labio superior e inglés completas oscila alrededor de 1 hora dependiendo de la persona.


Algo a tener en cuenta es que no puedes haber tomado alcohol antes del tratamiento ni estar tomando medicamentos o tratamientos que te hagan fotosensible. Además, en los meses de verano se interrumpe el tratamiento, ya que no es posible exponerse al sol 3 semanas antes ni después de la depilación láser.


Tras 6 sesiones con láser alejandrita, cuando empecé a tener menos vello, comencé con el láser diodo porque me comentaron que era más rápido a la hora de eliminar el vello.


Con el láser diodo, es necesario aplicar un gel frío antes por lo que la duración de la sesión es más larga que con el alejandrita, casi el doble.



Debo reconocer, que con el láser diodo noté más molestia. La sensación con el láser alejandrita es de quemadura en microsegundos, nada que no se pueda soportar sobre todo si te depilas a la cera desde la adolescencia. En cambio, la sensación del diodo es de pinchazo de vacuna, una sensación mucho más interna y más dolorosa, ya que la onda del láser penetra más. Esta sensación y dolor disminuye cuanto menos vello tienes, así que no recomendaría a nadie que empezara su tratamiento por el diodo. Eso sí, es muy eficaz y entre sesión y sesión dejaba pasar 4 o 5 meses porque el vello tardaba en crecer.


En mi caso me realicé un total de 10 sesiones: 6 sesiones con laser alejandrita y 4 con láser diodo y el resultado es maravilloso. Supone olvidarte de los pelos! Sí sí, nada de rechazar citas a la playa (u otras citas) porque no te ha dado tiempo de depilarte, nada de tener que pedir cita en la esteticién, ni esconderte en los vestuarios del gimnasio…el día en que te encuentras un pelo, lo rasuras y listo!


No hace falta que os diga, que no tengo foliculitis, ni marcas por granitos ni nada. Mi chati está encantado porque siempre estoy suave como un bebé jejeje


Lo que sí os aconsejo es que escojáis un centro especializado. Es muy importante que os realice el tratamiento un profesional con experiencia y os ofrezcan la posibilidad de realizar el tratamiento con varios tipos de lásers según vuestras necesidades.

Es una inversión…pero mucho más rentable de lo que os imagináis!




FYI: No mantengo ningún tipo de relación comercial con el Instituto Clínico Capilar ni recibiré ninguna compensación económica por este post. Todo lo que escribo es desde mi propia experiencia y punto de vista. Para cualquier duda, por favor, contactad con un profesional o centro especializado.

¿Qué os parece? ¿Os animáis?

Bsos



05 junio 2011

Autobronceador: tu aliado, no tu enemigo!

Best Blogger Tips
¡Hola chicas!

Uno de los inconvenientes de ser blanca como la leche y tener una boda en verano es que cuando te pones el vestido corto de tirantes y te miras a las piernas siempre hay alguien cerca que te suelta: ¡qué blanca que estás! Irás a la playa antes para que te dé un poco el sol, ¿no?
Pero resulta que no…que la playa no hace milagros y el blanco leche no se transforma en el look tostado por el sol que tanto nos gustaría en sólo 15 días. Afortunadamente, la cosmética nos ofrece un plan B: el autobronceador! Así que si eres como yo y pasas de tostarte al sol vuelta y vuelta para acabar roja como una gamba…este post es para ti!

CÓMO APLICARTE EL AUTOBRONCEADOR

Bajo mi punto de vista, conseguir que el autobronceador parezca natural depende casi más de la preparación de la piel antes de aplicarlo que del propio producto. En la ducha, exfolia la piel con tu exfoliante habitual insistiendo en las zonas más secas del cuerpo como las rodillas, codos, tobillos y talones usando una esponja loofah (una esponja vegetal). Te recomiendo el exfoliante Ocean Salt de Lush (10,50€/120gr).
A continuación, hidrata la piel con tu loción corporal habitual. Evita las lociones con perfume para que no se mezcle con la fragancia del autobronceador. Aplica el autobronceador comenzando por las piernas en dirección ascendente evitando pasar por las zonas conflictivas y cuando hayas acabado, con el producto que te haya quedado en las manos, masajea suavemente las rodillas, codos, tobillos, talones y pies. El truco es que apliques muy poco producto en estas zonas difíciles para que el efecto sea muy natural y no se vean errores.
Recuerda que para que se absorba bien el producto en la piel es necesario esperar 30 minutos.

ESCOGER EL AUTOBRONCEADOR

Escoge el autobronceador según tu tipo de piel. Si tienes la piel clara te recomiendo la línea Nivea Sun Touch porque al ser muy fácil de aplicar se difumina muy bien en la piel y no te deja un look marrón anaranjado artificial sino que el tono se aprecia poco a poco. Si tu piel tiene un tono más oliva prueba la línea L’Oréal Sublime Bronze. Para el resto de pieles más morenas recomiendaría los autobronceadores de firmas muy populares entre las celebrities como St. Tropez o Xen-Tan. Ambas firmas llevan mucho tiempo en el mercado y tienen una gama de productos muy especializada. Otra opción son los autobronceadores de la firma inglesa Fake Bake, en especial échale un vistazo a su Airbrush instant self-tan (27,50 GBP).


DOS & DON’TS

1. Nunca te apliques el autobronceador el día antes de tu gran evento. En mi opinión, es mejor aplicarlo un día sin prisas por la noche antes de dormir para que el producto se absorba bien y no hayan rozaduras con la ropa. Al día siguiente examina tu bronceado a la luz del día y si ves excesos de autobronceador o zonas más oscuras que otras pasa suavemente un algodón impregnado con quitaesmalte sin acetona.
2. Depila la zona siempre antes de aplicarte el autobronceador.
3. No utilices exfoliantes a menudo después de haberte aplicado el autobronceador. Opta por geles de ducha suaves para prolongar el bronceado.
4. Aplícate el autobronceador con guantes, de ese modo evitarás tener que quitarte los restos de las manos durante horas!
5. ¡No te desanimes! Si un autobronceador no te funciona, prueba con otro, hay miles de opciones en el mercado. Recuerda que para conseguir un look natural es importante que el tono que te deje el autobronceador se parezca lo más posible al tono de tu piel cuando está bronceada.
6. No te apliques el autobronceador en el rostro, deja al maquillaje esa tarea! una base de maquillaje más cálida o incluso los polvos bronceadores te aportarán un look más natural y elegante que un autobronceador por mucho que esté pensado para el rostro. Believe me!

Y tú ¿qué piensas? Ves al autobronceador como un aliado o te sigue dando miedecillo?

Bsos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...